jueves, 3 de agosto de 2017

Procol Harum (A whiter shade of pale) - 1967

Grupo británico, formado en 1967, año en el que editaron su único gran éxito, "A whiter shade of pale".

Su tema estrella permanece cual hálito divino y magnífico, y permanecerá era tras era...
Esta es una buena ocasión para detenernos un momento.
Dilucidemos: ¿Esta canción es buena por su letra o por su música? Un asunto para nada baladí que me ha planteado más de uno.
Veamos los hechos. La melodía es impecable, sin embargo su letra es absurda, cuasi rozando la memez. Supuestamente es la historia de chico-deja-chica en clave muy surreal, según contó en su momento el artífice, Keith Reid, compositor que escribió casi todas las canciones de Procol Harum.

¿Y qué es lo que en este podio de maravillas ensalzamos, la música o la letra? Y respondemos ipso facto:
Definitivamente: la música, sin importar cualquier otro parámetro.

En conclusión: la letra del temazo de Procol Harum es tontísima. Pero su música es altamente evocativa. A mi, por ejemplo,  me habla de un desierto, un lugar sin alegría, aunque hay una mísera esperanza final. Y habla también sobre el amor, probablemente de un amor imposible, aunque sus protagonistas luchan por el, en desconocida pero épica batalla.

Dicho todo esto, la letra cuenta cuando cuenta de verdad. En caso contrario la música, cuando es suprema, absorbe y empapa como única lengua universal.


No hay comentarios: